FILUC
FILUC

Rosana Faría recopila 25 años de ilustraciones

La ilustración es la conversación entre la palabra y la imagen, representa un doble lenguaje que figura como un mecanismo capaz de seducir al individuo hacia el texto, al permitir que los pensamientos del lector se reflejen en la figura y así recrear el mensaje con elementos gráficos que buscan servir de apoyo en la imaginación del espectador.

A esta conclusión llegó la ilustradora Rosana Faría, quien presentó este martes la recopilación de las imágenes que ha diseñado en sus 25 años como ilustradora, un encuentro denominado "Cartografía de Sueños: Itinerario de un Viaje de la Palabra a la Imagen", en el que los estudiantes estudiaron a profundidad la estrategia de la ilustración como un elemento promotor de la lectura y la cultura.

"El ilustrador tiene ese compromiso maravilloso de llevar la palabra a través de un viaje, hasta que se convierte en una imagen y ocurre una transformación que se fundamenta en la esencia del mensaje. La cartografía de sueños se refiere a que yo construyo los mapas de mis libros, con el objetivo de poder transitarlos, es el plano de la historia que voy a transitar para elaborar ese viaje de la palabra a la imagen", resaltó Faría.

La ilustradora inició el encuentro con imágenes de diversos acontecimientos que han marcado la historia, entre los cuales destacó el Holocausto en Alemania y el fenómeno migratorio que ha generado numerosas dictadoras en América. Detalló que estos sucesos han servido de base para ilustrar textos que refieren temáticas relacionadas a lo que vivió la sociedad en cada uno de esos acontecimientos.

Además, presentó la ilustración que elaboró para el cuento "Jararaca, Perereca y Tiririca" de la autora Ana María Machado, al ser un trabajo que inició en el año 2002 mientras ocurrieron los sucesos del golpe de estado en el país, un aspecto que intervino para la creación y el diseño de las imágenes que ilustran el texto, debido a que la temática guardaba relación con los acontecimientos que surgieron Venezuela durante ese año.

"El efecto que he logrado dar en el público en estos 25 años de ilustración es un gran amor y cariño, siento mucho entusiasmo y pienso que mi trabajo brinda la luz que en estos momentos nos hace falta en el país. Eso es básicamente lo que busco, inocular en el público la fe de que cada uno de nosotros es un gran artista que tiene un importante camino por recorrer", agregó Faría.


 

Autor Autor: Prensa Filuc
Fecha Fecha: 14.10.2014