FILUC
FILUC

El español Mariano Peyrou: el hecho de utilizar el lenguaje ya nos hace poetas

"Todos somos poetas", asegura el antropólogo español Mariano Peyrou, al considerar que sólo por el hecho de usar el lenguaje, ya los seres humanos hacemos poesía. A su juicio, la palabra es poesía cuando incluye emoción y nace de un sentimiento.

Con este análisis se dio inicio al Taller de Poesía "Tensión y Artificio", dictado por Peyrou junto a la escritora Edda Armas, asesora cultural de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo, una actividad donde la literatura y las emociones predominaron.

El taller se realizó en el salón José Emilio Pacheco del complejo ferial y se desarrolló en dos sesiones. En la primera parte, los participantes, en su mayoría estudiantes de Letras, Lengua y Literatura, hicieron consultas en torno a la construcción poética, su interpretación y evaluación.

"La escritura debe ser una obligación en cuanto a lo profesional, pero en lo creativo, debe ceder espacio al fluir de las emociones, a la espontaneidad, desestructurarse del lenguaje cotidiano para acercarse al lenguaje formal y poder decir aquello que no se puede expresar con palabras comunes".

En relación con el título del evento, Peyrou explicó que se eligió la palabra "artificio", pues su origen etimológico es el mismo que el de la palabra "arte", lo que comprende algo artificial, que no es natural. Para el escritor, la poesía no se encuentra en la naturaleza; para crearla es necesario mejorar el lenguaje, hacer uso con un tipo de sentimiento.

En la actividad también se habló sobre los textos de goce y los textos de placer. Los de placer, confirman la percepción del lector sobre su concepción del mundo, de la vida, del yo, de la naturaleza, es decir, es afirmativa en todo momento, no causa algún tipo de contrariedad en el pensamiento del lector. Sobre los de placer, Peyrou enfatizó el cuestionamiento que éste ejerce sobre las percepciones del lector y en la superioridad que sostiene en comparación al texto de placer.

Según lo descrito por el escritor "cuando se lee algo que nos deja igual, es solo una experiencia, es por ello que la lectura de goce a mi parecer más importante, porque sacude, cambia. No es igual a lo que tu piensas, uno entra de una forma y sale de otra al terminar de leerla", resaltó.

Armas y Peyrou, establecieron la necesidad de vivir el poema, experimentarlo y no estudiarlo, comprender que dentro de él hay una realidad que se debate entre la inteligencia y la emoción. Los escritores creen que la poesía parte de lo más primitivo del cerebro, donde se producen emociones indescriptibles que trascienden la inteligencia.
 

Autor Autor: Prensa Filuc
Fecha Fecha: 17.10.2014